¿VIOLENCIA INTRAFAMILIAR O LESIONES PERSONALES?

Por: Leidy Arias – Mujeres, Presente @LeidyAriasT – Foto: @Cortesía

Cuando más esperamos que la protección efectiva de las normas y que el sistema penal reivindique los derechos de las mujeres, nos llegan noticias desalentadoras para nuestra seguridad e integridad.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en fallo de segunda instancia puso en “jaque” los derechos de miles de mujeres en Colombia. Según la Sentencia No. 48047 de junio de 2017 dio una interpretación contraria a lo establecido en el Código Penal, a quien cometa el delito de violencia intrafamiliar.

Según la norma, este tipo de conductas amparan los derechos de la mujer agredida, y estipula penas entre 4 y 8 años de prisión y además el aumento de la mitad, a las tres cuartas partes cuando se presenta sobre un menor de edad, una mujer, una persona mayor de sesenta y cinco (65) años o que se encuentre en incapacidad o disminución física, sensorial y psicológica o quien se encuentre en estado de indefensión.

Esta decisión desconoce otras sentencias de la Corte Suprema de Justicia más favorables. Ahora a quien provoque agresiones contempladas en el artículo 299 del Código penal Colombiano, será juzgado solo por el delito de lesiones personales que contempla penas mínimas a excepción de daños con incapacidad permanente.

De esta forma la denominada violencia intrafamiliar, entendida como “maltrato físico o psicológico a cualquier miembro de su núcleo familiar”, según el Código Penal ya no se tipifica para las exparejas sentimentales por el solo hecho de no convivir bajo el mismo techo.

Si bien esta interpretación le otorgaría beneficios al agresor, dejaría en alto “riesgo de feminicidio a una gran cantidad de mujeres al denegarles el acceso a mecanismos efectivos e idóneos de protección judicial cautelar”, según se conoció en reciente evento convocado por la Secretaría de las mujeres de Antioquia y colectivos que defienden los derechos humanos de la mujer.

Enhora buena las mujeres en Antioquia decidieron reunirse para hacer frente a esta situación, en la cual aunarán esfuerzos para interponer masivamente acciones judiciales que protejan sus derechos y reivindicaciones.

¡Adelante pues mujeres!