Mi voto negativo a enajenación de inmuebles

En segundo debate del Proyecto de Acuerdo 013 “Por Medio del cual se Autoriza la Enajenación de unos Bienes Inmuebles” (Lote Laguna Azul, Centro de Convenciones y Tránsito municipal y Lote rural en la vereda Chipre) mi voto fue negativo, como el de otros 4 de mis compañeros.

Lo anterior en consideración a que:

– El denominado lote de la laguna azul es un bien de inmejorables condiciones para el desarrollo de proyectos que como pulmón verde, permitirían ampliar la oferta de espacio ciudadano para su disfrute.
– Propiedades como el centro de convenciones, donde está igualmente el Tránsito municipal y otros locales, -que a consideración de la administración-, tienen un valor de arriendo irrisorio deben renegociarse o solicitar la entrega para el uso de sus propios propósitos.
– Declarar la necesidad de venderlos, por considerarlos bienes improductivos hace que la función social del ente territorial no de cuenta de las iniciativas que hacen posible la función misma del Estado, como es la de promover su utilización para el goce institucional y de los ciudadanos.

En años anteriores bienes como estos fueron vendidos y hoy se pagan los altos costos para su recuperación, cuando ha sido necesaria para proyectos actuales.

Reitero que como en otras iniciativas de la administración he votado favorable por considerar que contribuyen al desarrollo y bienestar de los rionegreros, en este me aparto de tal consideración por encontrarlo lesivo a los intereses del municipio y de sus ciudadanos.